Mensaje del Obispo de Lugo Mons. Alfonso Carrasco

…”Siguiendo las indicaciones de las autoridades hemos
suspendido las celebraciones litúrgicas públicas -por ejemplo, las
Misas parroquiales-. En efecto, no podemos nosotros convocar y
reunir a nuestro pueblo cuando se nos ha pedido a todos lo
contrario para limitar la expansión del virus. Ofrezcamos al Señor
este sacrificio, motivado por el amor al prójimo y no por la falta
de piedad; y usemos los instrumentos que la Iglesia nos ofrece:
seguir las celebraciones por los medios audiovisuales y practicar
la “comunión espiritual”, en la que, realizada con verdad, se
encuentran los frutos propios del sacramento de la Eucaristía. En
nuestras parroquias podremos encontrar información y ayuda
para todo ello.


La necesidad momentánea de evitar congregar al Pueblo en
nuestros templos se agudiza en el caso de los llamados «grupos
de riesgo». Aquellas personas que tienen problemas respiratorios
o fiebre, evidentemente ya no pueden participar en
celebraciones en espacios cerrados, pero tampoco aquellos que
correrían más riesgo en caso de infección: personas de más de
70 años o con patologías previas de cierta gravedad. Así nos lo
indican las autoridades sanitarias y yo quisiera pediros este
sacrificio a todos.


Esto se aplica también, por supuesto, a los sacerdotes:
¡seguid esta misma recomendación! Vuestra salud importa
mucho al Pueblo de Dios que peregrina en nuestra Diócesis.”…

Visitas: 182